Miguel Aceves Mejía

El Rey del Falsete nació el 13 de noviembre de 1915 en Chihuahua. Sus padres fueron Miguel Aceves y Hermínia Mejía. Miguel nace en Estados Unidos y es registrado en México, Chihuahua, el 13 de diciembre de 1915, por lo que conservó la ciudadanía estadounidense hasta que renunció a ella en 1939 debido al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Desde niño trabajó como bolero y vendiendo periódicos ya que su padre falleció cuando él tenía 6 años de edad.

En su adolescencia, y a pesar de ser tartamudo, descubrió su facilidad para el canto. Sus primeras presentaciones fueron en su ciudad natal, así como en Monterrey y posteriormente en Los Ángeles donde grabó su primer disco, con el trío “Los Porteños”. A pesar del éxito inmediato que tuvieron en Los Ángeles, su sueño era regresar a México, a la capital, por tal motivo se despide de sus compañeros y decide seguir con su camino.

Posteriormente viajó a la ciudad de México donde luchó por entrar a la XEW, una de las radios más populares del momento, hasta que le dan una oportunidad; al oírlo cantar una canción ranchera (en esa época el género ranchero no era tan conocido), debido a esto Miguel se inicia como cantante de boleros. Llegó a obtener gran éxito como bolerista y hasta su propio programa en la XEW. Luego continua con las rancheras, pues su talento y estilo interpretativo le abrieron las puertas del éxito y muestra de ello fueron las más de dos mil canciones que grabó y lo consagraron como el Rey del Falsete.

Su popularidad y carisma lo llevaron a incursionar en el cine y a realizar más de 64 películas. Su primera película fue Rancho Alegre (1940), esta fue la primera de medio centenar de cintas filmadas tanto en México como en Argentina y España. Las primeras incursiones del Aceves Mejía fueron sólo como cantante. Después de su intervención en diez cintas, en 1954 debuta estelarmente en la película: A los cuatro vientos, al lado de Rosita Quintana. Fue tal la aceptación de Miguel y Rosita como pareja, que los productores decidieron reunirlos en otras películas como: Que seas feliz (1956), Mi niño mi caballo y yo (1958), ¿Dónde estás corazón? y Paloma brava, estas últimas filmadas en 1960.

Miguel Aceves Mejía trabajó al lado de las grandes figuras del cine mexicano, como: Lola Beltrán, Rogaciano el huapanguero.   Por otro lado, con María Félix cantó a dúo en Camelia (1953) y también actuó con ella en “Si yo fuera millonario (1962)”. Mientras que con Marga López intervino en “Camino de la horca (1961)” y “Bajo el cielo de México (1957)”. Una de las películas más importantes de Aceves Mejía fue “Música de siempre (1956)”, una de las producciones más ambiciosas de la época, al reunir al Rey del Falsete con figuras de la música como Riz Ortolani, Katina Ranieri, Amalia Rodríguez, Ima Zumac y Edith Piaf. La popularidad que alcanzó con sus discos y sus películas lo llevó al extranjero como a Argentina y España.

Falleció a los 90 años, víctima de una neumonía el 6 de noviembre de 2006, y recibió un homenaje, de cuerpo presente, en el Palacio de Bellas Artes hasta su entierro el 8 de noviembre de 2006, en el Panteón Jardín de la ciudad de México.

Miguel Aceves Mejía es recordado sobre todo como un gran cantante. Aunque fue un intérprete de gran versatilidad. En 2012 Josu Hernández y Roberto Urrutia de forma póstuma le dedicaron en Pamplona España una Jota Navarra en Homenaje al Rey del Falsete.