Pedro Infante Cruz

Intérprete especializado en el género de las “rancheras”, conocido como el ídolo de México, Pedro Infante llegó a grabar más de trescientas canciones que siguen gozando de gran popularidad en toda Latinoamérica,

Pedro Infante Cruz nació Mazatlán, Sinaloa, un 18 de noviembre de 1917,  cantante y actor. Fue el cuarto de quince hermanos, Pedro pasó su infancia en Guamúchil (Sinaloa) y fue a la primaria; es por eso que se lo conoce como “El Ídolo de Guamúchil”. La necesidad económica de su familia era muy grande, por lo que Pedro tuvo que comenzar a trabajar desde temprana edad. Aprendió la talla de madera, “era el oficio de Cristo” decía siempre con orgullo; además durante su tiempo libre hizo su primera guitarra, comenzando así su afición a la carpintería, misma que lo acompañó toda su vida.

Con el tiempo, llegó a formar una pequeña orquesta a la que bautizó como “La Rabia”. Tocaban en los cabarets de Guamúchil. La Rabia llegó a ser conocida en todo Sinaloa, gracias a que también tocaban en rancherías y pueblos cercanos. Pedro contaba entonces con solo 16 años de edad.

A la edad de 17 años, se convirtió en padre por primera vez, de la niña Guadalupe Infante López, debido al romance que sostenía con Guadalupe López, la que fue su primera novia. Dicho romance fue revelado tiempo después de la muerte del ídolo de México. Posteriormente conoció a María Luisa León (5 años mayor que él), quien convenció a Pedro para que se mudaran a la Ciudad de México en busca de mejores oportunidades ya que en Sinaloa había alcanzado reconocimiento como cantante. En México, el 19 de junio de 1939, Pedro y María Luisa se casaron y un año después adoptaron a Dora Luisa Infante hija de María del Carmen Infante, hermana de Pedro.

Posteriormente conoció a la bailarina y actriz Lupita Torrentera, cuando ella tenía solamente 14 años de edad, con quien tuvo tres hijos: Graciela Margarita, Pedro. Su hijo Pedro Infante Torrentera fue también actor y cantante, y su hija Lupita fue actriz, conductora y cantante. De su relación con la joven actriz Irma Dorantes, nació Irma Infante Aguirre quien también tiene una carrera como actriz y cantante.

Pedro Infante, protagonizó como actor más de 60 películas entre 1939 y 1957, lo que lo convirtió en uno de los más grandes ídolos de la llamada Época de Oro del Cine Mexicano. Inició como extra en la película: “En un burro tres baturros”, y participó en algunas cintas como actor secundario. Su carrera como actor con un papel principal inició con la película: “La feria de las flores” en 1943. Vinculado ya a la actividad musical; la naturalidad, simpatía que impregnaban su trabajo de actor le supusieron un éxito inmediato, su interpretación de papeles en los que encarnaba personajes de charro, hombre del campo, varonil y mujeriego, así como su ejemplar personificación de personas humildes, siempre sencillas pero llenas de valor, sentimentales y nobles… le valieron la aceptación del público. Infante se convirtió así, muy pronto, en el galán y cantante favorito del cine nacional.

Pedro Infante interpretó canciones de diversos géneros: vals, chachachá, canción mexicana tradicional, canción ranchera y bolero. Sin embargo, la inmensa mayoría de sus interpretaciones más populares pertenecen a los géneros de música de mariachi y ranchera.

Algunas de sus canciones más populares incluyen: “Amorcito corazón”, “Cien años”, “Te quiero así”, “La que se fue”, “Ella”, “Paloma querida”, “Maldita sea mi suerte”, etc., de compositores como: Manuel Esperón, Gilberto Parra Paz y José Alfredo Jiménez entre otros. “Amorcito corazón”  es posiblemente la interpretación más célebre de Pedro y una de las canciones más famosas en la cultura popular mexicana, además que con la versión de estudio de esta canción nació el género bolero ranchero.

Asimismo, la canción mundialmente famosa “Bésame mucho” de la compositora Consuelo Velázquez, fue la única melodía que grabó en inglés y la interpretó en la película A.T.M. ¡¡A toda máquina!! Con Luis Aguilar.

El ídolo de México  fue un fanático de la aviación. Acumuló 2989 horas de vuelo como piloto. Estaba registrado con el nombre de rol de “Capitán Cruz”. Murió a los treinta y nueve años, un quince de abril de 1957 en Mérida- Yucatán, cuando el avión que piloteaba se cayó en pleno centro de la ciudad durante su despegue.

Su penúltima película, Tizoc, en 1956, al lado de María Félix fue un éxito internacional, por la que obtuvo el Oso de Plata del festival de Cine de Berlín, como mejor actor principal. Este premio lo obtuvo de manera póstuma, es decir, después de su muerte en 1957.

Gran parte de su fortuna se la gastó en obras de caridad. Conservó la fama después de su muerte. Es notable la presencia de admiradores frente a su sepulcro el día de su aniversario luctuoso, donde se dan cita debutantes de música ranchera y mariachis que rinden tributo a este personaje.