Arrendó una habitación por Internet para dormir y se percató que en su pieza había algo extraño

El hombre denunció al dueño del alojamiento y publicó las imágenes de lo que encontró en la habitación.

El hombre denunció al dueño del alojamiento y publicó las imágenes de lo que encontró en la habitación.

Jason Scott es usuario de la plataforma Airbnb. Esta aplicación se dedica a ofrecer lugares de alojamiento a muy bajo costo que otros usuarios publican. Puede ser una forma de ahorrar dinero cuando se viaja, pero también puede invadir tu privacidad.

Jason publicó un tuit que ya tiene más de 23 mil retuits y 33 mil “me gusta”, para alertar sobre las malas prácticas que pueden tener algunos lugares que funcionan de alojamiento.

“En noticias de ‘oh, esto es algo nuevo’, un colega mío pensó que era extraño que solo hubiera un ‘detector de movimiento’ en el dormitorio de AirBNB y voilá, es una cámara IP conectada a la red. (Me dijo que se fue a las 3 de la madrugada, el anfitrión fue suspendido y él obtuvo un reembolso)”, cuenta en la publicación.

Scott ha denunciado su problema a Airbnb, la empresa ha acabado sacando el lugar de su lista y reembolsando el precio al huésped.

“No se permiten las cámaras en baños o dormitorios, y cualquier otra cámara debe ser revelada adecuadamente a los invitados con anticipación”, ha explicado Jeff Henry , portavoz de Airbnb, a Buzzfeed.

Fotos: Twitter

pixel